Aplicar la innovación a nuestros procesos es imprescindible para nuestro tejido empresarial, no sólo como fuente de creación de nuevas empresas con productos o servicios singulares, sino también para asegurarse un cierto nivel competitivo en el mercado global existente y dentro del sector del que formen parte, ya sea a medio y/o largo plazo. Y también es importante estar al corriente de las ayudas para el I+D tecnológico.

En cuanto a innovación, es esencial aportar nuevas ideas, creativas y diferenciales y usar los canales de comunicación internos y externos a disposición.

Para soportar los costes de esta actividad, las Administraciones Públicas ofrecen diversos programas de apoyo financiero, ya sea directamente o a través de organismos específicos, a los que hay que presentar imprescindiblemente los siguientes documentos :

  • Memoria explicativa que plasme la novedad aportada al mercado, no siendo admisible como innovación, la aportación de un cambio a una máquina ya existente.
  • El proyecto debe estar sometido a cierto riesgo tecnológico cifrado (calculado en términos de costes): pruebas de funcionamiento, ensayos, simulaciones, etc.
  • Memoria contable.
  • La fabricación debe seguir las “reglas del arte”.

Las consejerías de industria de las CC.AA. así como las respectivas Cámaras de comercio pueden informarles directamente de las distintas posibilidades que ofrece la Admón. Central a través del Mº de Ciencia y Tecnología o del ICO, con sus programas de desarrollo tecnológico casi siempre compatibles con las subvenciones otorgadas a nivel autonómico.

Por otra parte, la deducción fiscal de hasta un 8% en el Impuesto de Sociedades es otra medida de la que la empresa innovadora puede beneficiarse.

Les invitamos a visitar la web del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial o llamen al Depto. de promoción Tecnológica, Tel. 91 581 55 18

Pueden visitar también el portal del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Espero les sirva esta información sobre las ayudas para el I+D tecnológico.