Uno de los principales puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un generador de fluido térmico o caldera industrial es tener claro que cumple con los estándares internacionales. Con este objetivo, la American Society of Mechanical Engineers (ASME) creó los certificados ASME, una certificación reconocida internacionalmente por los profesionales de los sectores donde los estándares han de cumplir con las máximas garantías de diseño, fabricación y de calidad. Esta confianza en un código de diseño ASME se puede entender en buena medida por contar con más de 125.000 miembros adheridos.

Aunque las certificaciones ASME abarcan un amplio abanico de equipos industriales; dentro de la Sección VIII encontramos la división 1: para construir recipientes a presión tales como calderas de aceite térmico, intercambiadores, vaporizadores y depósitos, por ejemplo.
Esta división incluye los códigos de referencia a la sección:
– SECCION IIA: Materiales ferrosos.
– SECCION IIB: Materiales no ferrosos.
– SECCION IIC: Materiales de soldadura.
– SECCION IID: Propiedades de los materiales.
– SECCION V: Pruebas no destructivas.
– SECCION VIII: Reglas para la construcción de recipientes a presión.
– SECCION IX: Calificación de Soldaduras y Brazing. (Se refiere específicamente a soldadura, calificación de soldadores, calificación de procedimientos de soldadura para recipientes de presión).

Las certificaciones ASME no son un mero trámite, la Asociación Americana de Ingenieros Mecánicos es una organización que se rige por estrictos protocolos, es una organización profesional que promueve la práctica de la ingeniería mecánica y multidisciplinaria desarrollando los códigos y los estándares para mejorar los conocimientos de ingeniería y de la tecnología en un marco de seguridad y calidad continuos.

Por todo lo descrito anteriormente, se garantiza que toda organización con una certificación ASME cumple con unos máximos controles de diseño y ejecución de los trabajos. Por ello la obtención de las certificaciones no está al alcance de ciertos fabricantes e instaladores.

Pirobloc es una de las pocas empresas que ostentan el certificado ASME, en todo lo relacionado con los diseños, construcciones, inspecciones y ensayos calderas y recipientes sujetos a presión. Eso coloca a Pirobloc como empresa líder del sector, poniendo a su disposición productos y servicios de calidad, seguridad, fiabilidad y eficiencia.
Esta certificación es toda una garantía de carácter internacional, que asegura la consideración de producto de calidad superior a los depósitos de presión fabricados y distribuidos por la empresa. Por eso, le invitamos a rellenar el formulario adjunto para obtener más información sobre los productos ofrecidos por Pirobloc.