Con el cambio de siglo las instituciones públicas impulsaron el desarrollo e investigación de energías renovables. 

Hoy se podría establecer un cuaderno de bitácoras sobre su promoción: Se empezó hace años con la energía eólica que sigue extendiéndose paulatinamente; se continuó con la promoción de la fabricación y consumo de biocombustibles, a la que muchas empresas se sumaron por los incentivos ofertados desde el gobierno central, y hoy en día, parece que la energía solar sea la gran bicoca, a parte del correcto posicionamiento internacional de las empresas españolas respecto al tratamiento del agua y su explotación.

Dado que la principal tecnología de nuestra empresa se basa en el aceite térmico como vehículo transmisor del calor producido por nuestras calderas, aconsejamos siempre a nuestros clientes que una vez finalizada la vida útil del mismo, éste se envíe a plantas de reciclaje para valorizar aún ese residuo, que puede usarse en motores muy específicos de plantas de producción eléctrica.

Los aceites térmicos, ya sean de origen mineral o sintético, no pueden usarse en la fabricación de biodiésel según nos informan directivos de una de las principales plantas de producción a nivel nacional. Aunque su recuperación es una actividad muy minoritaria, es un pequeño paso para la sostenibilidad medioambiental que todas las empresas usuarias de estos aceites pueden realizar.

Otros aceites, como los vegetales de fritura, sí son usados en el proceso de producción de biodiésel para automoción, aunque el biocombustible producido a partir de los mismos representa un porcentaje muy pequeño respecto al resto de la producción, basada en el uso de plantas oleaginosas.

Desde el año 2007, la producción de biocombustibles ha ido incrementándose y madurando el mercado. Actualmente, la industria se halla en una fase de debate sobre la eficiencia de las distintas biomasas y tecnologías aplicables.

Les invitamos a visitar el siguiente enlace a la Directiva 2009/28/CE, sobre requisitos de sostenibilidad y de promoción del uso de la energía de fuentes renovables.

Hasta muy pronto.