Tras una larga ausencia, debida al trabajo cotidiano y a los proyectos en que ha estado inmersa nuestra empresa, hemos estado preparando nuevos contenidos que creemos serán de su máximo interés.

Así pues, éste es el primero de una serie de blogs dedicados exclusivamente a la obtención del Certificado de calidad ASME, que en realidad quiere decir que la institución ASME AUTORIZA a un fabricante a poder usar su Sello en sus productos.

ASME son las siglas de la American Society of Mechanical Engineers (Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos). Este colectivo ha generado desde su aparición un código de diseño, fabricación e inspección para aparatos a presión, reconocido y aceptado no sólo en América sino también en países de otros continentes.

El interés en poder fabricar un producto bajo la normativa ASME radica en el hecho de poder acceder al mercado americano, así como, de poder abrir la posibilidad de ofertar a clientes potenciales sitos en cualquier parte del mundo que basen sus estándares de calidad en dicha normativa.

Ventajas de una Certificación ASME

  • Mercado internacional de más de 113 países
  • Autorización para fabricar equipos bajo el Sello ASME
  • Publicación en el registro ASME de Fabricante Autorizado
  • Competencia para la utilización del Código ASME
  • Responsabilidad como Fabricante ASME
  • La seguridad de un diseño y fabricación bajo calidad ASME
  • El poder implementar los requisitos de calidad
  • El poder comparar, ampliar y/o incluir los procesos ASME a los estándares propios

En nuestro próximo blog, les hablaremos de los parámetros de calidad que certifica el Sello ASME.