La temperatura de película es un parámetro importantísimo en el diseño de la caldera. De ella depende la durabilidad tanto de la caldera como de la instalación.

Por temperatura de película entendemos la temperatura del aceite en la superficie interior de los tubos del serpentín. La norma DIN 4754 contempla su forma de cálculo, siendo los parámetros de mayor incidencia los siguientes:

  • Tipo de aceite.
  • Velocidad del aceite.
  • Dimensiones del serpentín.
  • Dimensiones de la cámara de combustión.
  • Flujo calorífico.
  • Tipo de combustible.

Debe ser baja, homogénea y estable.


Curva de temperatura en un tubo (DIN 4754:1994-09)

PIROBLOC mediante su diseño optimizado de serpentín y de cámara de combustión obtiene valores de temperatura de película bajos. Consiguiendo calderas de gran rendimiento y durabilidad.