La seguridad es nuestro principal objetivo. Fabricamos nuestras calderas siempre bajo esta premisa, ofreciendo  las siguientes soluciones:

  1. Sistema de detección de llama indeseada en el interior de la cámara de combustión.  Vital para detectar llama en el interior de la cámara cuando el quemador y la bomba estén parados. De esta manera se minimiza enormemente el riesgo de incendio de la instalación.
  2. Sistema automático de extinción de incendio. Mediante la inyección de N2, vapor o bien aire en el interior de la cámara de combustión conseguimos controlarlo y erradicarlo. Complemento ideal para sistema de detección de llama indeseada.
  3. Seguridades redundantes. Mediante la duplicidad de los elementos de medición de temperatura (chimenea, aceite térmico)  y presión (alta y diferencial) conseguimos aumentar la seguridad de la caldera.

Este equipamiento se puede solicitar tanto en calderas de nueva fabricación como para las existentes en el mercado.

Blinde su caldera con estas soluciones y elimine riesgos en su instalación.