Siguiendo con nuestro anterior blog, en el que qué es una caldera de aceite térmico, hoy nos centraremos en explicar en qué consiste una caldera eléctrica de aceite térmico.

La diferencia principal entre ambos tipos es la fuente energética que usamos para llevar a la temperatura requerida el aceite térmico caloportador. Mientras en las calderas a gas, gasoil o fuel poseemos un quemador que inyecta o pulveriza los combustibles, en las calderas eléctricas, donde no existe una llama, el calor viene proporcionado por resistencias eléctricas.

El cuerpo de la caldera, en este caso, se compone de una carcasa normalmente cilíndrica que acoge una resistencia en su interior, unidas ambas por bridas y cerrando la cámara, la cual llenaremos de aceite.

Una vez lleno de aceite el cuerpo de la caldera, se tratará simplemente de encender el armario eléctrico para conectar la resistencia que calentará el aceite térmico a la temperatura requerida. En este tipo de calderas, la potencia térmica nos viene dada por la potencia de las resistencias eléctricas empleadas.

Otro elemento importante y externo al cuerpo de la caldera es la bomba de impulsión del fluido que estamos calentando. La bomba sirve para mantener un movimiento constante del fluido en el interior de la caldera y evitar así el “craking” del mismo, así como para enviarlo caliente hasta cada máquina consumidora.

Este tipo de calderas tienen un rendimiento del 100% de la energía consumida, si bien es cierto que, en general, es la energía más cara en casi todos los mercados, y por tanto, al coste de compra del equipo habrá que añadirle el del consumo previsto en electricidad, en el momento de calcular la inversión a realizar.

Por lo que en general, su elección se debe normalmente a la falta de suministro de otras fuentes de energía en la zona donde se encuentre o se vaya a hacer la instalación, para cubrir potencias energéticas pequeñas y/o en aplicaciones donde la necesidad de calentamiento de un proceso no es continua.

En nuestro siguiente blog, hablaremos sobre nuestras calderas eléctricas de vapor.