Calderas de fluido térmico

caldera-asme

Las calderas de fluido térmico de Pirobloc se adaptan a las normativas vigentes de cualquier territorio. Fabricamos calderas de aceite térmico de alta gama y totalmente adaptables a las necesidades de nuestros clientes:

  • Calderas de ejecución horizontal o vertical. No hay prácticamente ninguna diferencia funcional entre una caldera de fluido térmico horizontal o una caldera de aceite térmico vertical, quedando la decisión supeditada al espacio disponible, en planta y altura, y a la facilidad de mantenimiento.
  • Nuestras calderas de fluido térmico aportan calor a través combustible líquido (fueloil, gasoil) y/o gaseoso (gas natural, propano, etc.). Una caldera de aceite térmico es el elemento principal de un sistema de fluido térmico, en el cual un combustible líquido es calentado y transferido para aportar energía a diferentes componentes dentro de un circuito cerrado.
  • Funcionamiento automático y de vigilancia indirecta.

Un sistema de calentamiento a través de aceite térmico presenta numerosas ventajas, siendo las siguientes las principales:

  • Seguridad. Nuestras calderas de fluido térmico operan sin presión ni agua. Esto evita los típicos problemas de las calderas de vapor, como son las perdidas, la corrosión, el tratamiento del agua, etc.
  • Las calderas de aceite térmico requieren de poco mantenimiento.
  • Ahorros de combustible alrededor de un 20% comparado con sistemas de vapor. Un sistema de fluido térmico consiste en un circuito cerrado con pérdidas mínimas de energía. Al menos un 90% del combustible es aprovechado para su objetivo principal, es decir, el aporte de calor.
  • Los sistemas de aceite térmico son de gran eficiencia debido a la uniformidad de la temperatura durante todo el proceso productivo.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

• Gama de potencias: Desde 0,1 a 15 MW
• Presión máxima admisible (PS): 40 bar
• Presión de prueba (PT): 60 bar
• Presión máxima de servicio (Pms): 25 bar
• Temperatura de servicio: hasta 340 º C
• Temperatura de diseño: 350ºC
• Dos serpentines, tres pasos de humos
• Fluidos contenidos: fluidos térmicos. Grupo 1
• Sistema de vigilancia: Indirecta
• Intervalo de comprobación: hasta 24 horas
• Categoría según Directiva 2014/68/UE
• Código de diseño: ASME VIII, Div 1, EN 13445, AD 2000, etc.

COMPONENTES STANDARD

• Bombas de fluido térmico Allweiler
• Quemador Weishaupt
• Cuadro eléctrico con PLC y pantalla táctil Siemens Telemecanique
• Transmisores de presión Wika
• Válvulas Ari

EJECUCIONES OPCIONALES

  • Temperatura de operación hasta 400º C
  • Puertas abatibles
  • Entrada N2 o vapor anti incendio
  • Telegestión
  • Ejecución ATEX
  • Ejecuciones “custom”

FUNCIONAMIENTO DE LA CALDERA DE FLUIDO TÉRMICO

Nuestras calderas de aceite térmico son de envolvente cilíndrica, dispuestas para elevar la temperatura del fluido térmico que circula por dos serpentines concéntricos, mediante la combustión de combustible líquido o gaseoso en un quemador fijado en la tapa delantera. Entre ambas envolventes se dispone de aislamiento a base de lana de roca de alta densidad, que permite tener bajas temperaturas (del orden de 30 a 40º C superiores a la temperatura ambiente), en la envolvente exterior, consiguiendo por lo tanto pérdidas estructurales mínimas y evitando quemaduras por contacto involuntario con la caldera.

La llama del quemador se proyecta desde el mismo hasta la cámara de combustión, la cual ha sido dimensionada adecuadamente en función de la geometría de la llama. El cierre del hogar se realiza mediante refractario, cambiando entonces de sentido y circulando los gases de combustión a gran velocidad y turbulencia, entre los dos serpentines hasta la tapa delantera, donde cambian nuevamente de sentido hasta su evacuación por la chimenea situada en el extremo opuesto de las envolventes.

Los serpentines se componen de dos, tres, cuatro pasos, o incluso más, según modelo, siendo imprescindible una alta velocidad de circulación del fluido térmico a fin y efecto de lograr una buena transmisión de calor y evitar el “cracking” de dicho fluido.

La circulación del fluido térmico es inicialmente por el serpentín exterior (en donde el calor se transmite prácticamente sólo por convección) para pasar posteriormente al serpentín interior (en donde el calor se transmite casi exclusivamente por radiación) consiguiendo unos rendimientos energéticos excelentes.

La tapa delantera sirve en su parte interior de cierre a los pasos de humos entre serpentines y dispone de los orificios para el paso de los tubos de serpentines que se conectan a los colectores generales, enlazando con el circuito por medio de bridas.

También cierra la cámara de combustión, y es en donde va fijado el quemador. Dispone de una boca de hombre para poder acceder a la cámara de combustión en caso de necesidad.

APLICACIONES DE UN SISTEMA DE FLUIDO TÉRMICO

• Reactores
• Calentamiento de asfalto/bitumen
• Tanques de almacenamiento / Terminales portuarias
• Pinturas
• Adhesivos y colas
• Plástico y caucho
• Industria química
• Aceites y grasas
• Procesos de secado
• Cerveza
• Evaporadores
• Secado madera
• Ceras
• Columnas de destilación
• Resinas
• Intercambiadores
• Energía Solar
• Minería
• Túneles de estampación
• Prensas
• Flexografía y huecograbado
• Secado de tintas
• Precocinados
• Panadería industrial
• Lubricantes
• Calentamiento de calandras
• Secado de fangos
• Industria cárnica
• Biodiesel
• Patatas fritas
• Frutos secos
• Snacks
• Pastelería industrial
• Poliuretano
• Industria aeronáutica
• Universidades
• Centros de Investigación

Menu
Menu