Intercambiadores de calor

vaporizador

PIROBLOC diseña y fabrica intercambiadores de calor, cuyo fluido primario es el fluido térmico. Por su aplicación, nuestros intercambiadores de calor pueden agruparse en las siguientes categorías básicas:

  • Fluido térmico/otros
  • Fluido térmico/aceite vegetal
  • Fluido térmico/vapor
  • Fluido térmico/aire
  • Fluido térmico/agua (con acumulador)

La aplicación principal de los intercambiadores de calor es calentar fluidos. Los diseños son múltiples, así como lo son los productos a calentar. Diseñamos y fabricamos intercambiadores de calor personalizados para satisfacer los requerimientos particulares de cada caso y proceso.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

  • Gama de potencias: desde 0,1 hasta 10.000 kW
  • Presión máxima admisible: 50 bar
  • Presión de prueba: 80 bar
  • Presión máxima de servicio: 40 bar
  • Temperatura de servicio: hasta 340 ºC
  • Temperatura de diseño: 350 ºC
  • Código de diseño: ASME VIII Div. 1, EN 13445, AD2000, …

DESCRIPCIÓN DE LOS INTERCAMBIADORES DE CALOR

El fluido primario suele ser aceite térmico que proviene de una caldera. El fluido secundario es diverso, pudiendo encontrarse tanto en estado líquido como gaseoso. Habitualmente el sistema utilizado es el de tubo en U y carcasa. La disposición de los fluidos primario y secundario por los tubos o la carcasa, y viceversa, dependerán de cada caso.

Un sobredimensionamiento de la superficie de calentamiento, factor de ensuciamiento y otros, garantizan el servicio adecuado incluso en las condiciones más desfavorables.

Gracias a las más potentes herramientas de cálculo, estamos en condiciones de satisfacer la gran mayoría de procesos industriales de calentamiento, independientemente de los caudales, presiones de servicio, o condiciones del producto a calentar: viscosidades, temperaturas, etc.

En ocasiones son recomendables las ejecuciones con tubo coarrugado, para incrementar la superficie de calentamiento, o los compensadores de dilatación para minimizar los efectos de dilatación por diferencias de temperatura elevadas.

Para los procesos sometidos a eventuales ensuciamientos en los tubos y en los que se requiere una limpieza periódica, contamos con la ejecución a doble cabezal. En esta el haz tubular interior puede ser fácilmente aislado de forma completa, tanto por la parte frontal como dorsal, para conseguir una limpieza total, química y mecánica del interior de los tubos.

Descargar ficha técnica en PDF

Menu
Menu